Se encuentra usted aquí

Almodrote en flaó

Solapas principales

Descripción

Trestristestigres, almodroteenflaó...el nombre es muy enrevesado, impronunciable e imposible de recordar para algunos (mi marido ha decidido rebautizarlo como "la cosa de berenjena y queso"), pero es una comida sencilla de preparar y de sabor intenso, heredado de la cocina sefardí y muy habitual en mis cocinas. 

almodrote en flaó
bajo en carbohidratos - sin gluten
Origen: 
sefardí
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - entrantes
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Raciones
Prep time
10 minutos
Cooking time
1 hora
Total time
1 hora, 10 minutos

Ingredients

4
berenjenas (de tamaño mediano)
200 grams
requesón
3
huevos
1
diente de ajo
200 grams
queso de oveja (ahumado y recién rallado)
1 pellizco
sal

Instructions

Necesitaremos una batidora y un molde redondo. Puede ser de silicona. 

  • Asamos la berenjenas enteras, a 200 grados. Pinchamos la piel con un tenedor antes de meterlas al horno. No  nos preocupemos si se chamuscan un poco (¡Un poco!, si el horno es muy potente podemos bajarlo unos grados), de hecho buscamos que tengan un ligero sabor tostado. Las asaremos hasta que estén blanditas, dependiendo del tamaño nos llevará de cuarenta a cincuenta minutos. Cuando se pueda atravesar con un tenedor suavemente, las sacamos del horno. 
  • Una vez enfriadas, la piel sale en tiras fácilmente. Cortamos la pulpa en trozos y la echamos a un recipiente apto para batidora.
  • Añadimos todos los ingredientes al recipiente menos la mitad del queso y trituramos con la batidora, hasta obtener una crema espesa. La vertemos en el molde un poco aceitado.
  • Precalentamos el horno a 200 grados y horneamos durante diez minutos. Lo sacamos y lo espolvoreamos con el resto del queso rallado, y lo terminamos de hornear hasta que lo pinchemos con un palito y salga limpio. Yo utilizo para ello un palillo de brocheta que es más discreto, pero puedes hacerlo con un cuchillo fino. Eso sí, luego se ve la cuchillada...
  • Lo desmoldamos cuando se haya enfriado un poco. 

Y ya está. Como podeis ver, está chupado. Se puede comer templado o casi frío, untado a modo de paté o tal cual, por ejemplo acompañando a unas patatas asadas. 

Notes

Yo, que sólo conocía esta receta de almodrote por un libro de comida sefardí, del que desgraciadamente no recuerdo el título, pensaba que todos los almodrotes eran así, y resulta que no, que los almodrotes son una especie de pisto de berenjena, ajo y queso, que se elaboran con infinidad de variaciones en diversos lugares del mundo. Por otro lado, conocía el flaó de Ibiza, una tarta de queso y hierbabuena para chuparse los dedos. Evidentemente, uno dulce y otro salado, tienen en común el queso y la presentación, y que ambos están riquísimos.

Para hacer una versión de lujo de este almodrote, utilizaremos un buen queso Idiazabal, por ejemplo. Y si te va la marcha y los quesos fuertes, una cucharada de cabrales será suficiente para que el sabor te salte las lágrimas. 

Cosa fina, amigos.

 

Útiles necesarios: