Se encuentra usted aquí

Arroz con leche

Solapas principales

Descripción

Un postre delicioso, nutritivo y facilísimo de hacer, de los que desaparecen solos, como por arte de magia, de la nevera.

arroz con leche
vegetariano - sin gluten
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
postres
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
personas
SourceEsta receta es una variación de la mítica Simone Ortega, cuyo libro de recetas fue el primero que tuve. Homenaje para ella.
Prep time
10 minutos
Cooking time
55 minutos
Total time
1 hora, 5 minutos

Ingredients

7 cucharadas
arroz (redondo)
1 litro
leche entera
7 cucharadas
azúcar (blanco)
1
limón
1
naranja
1
agua
1
ramita de canela
1 pizca
canela en polvo

Instructions

  • En una cazuelita con dos dedos de agua, ponemos a hervir el arroz; y en otra cazuela grande echamos la leche, la ramita de canela y las pieles del limón y la naranja. Así, mientras el arroz da un primer hervor, la leche se va infusionando con esos aromas. Y cuidado, todos sabemos lo loca que se vuelve la leche cuando empieza a hervir, hay que estar pendiente y en ese momento bajar el fuego al mínimo para evitar la catástrofe.
  • Cuando se consuma el agua del arroz, pasados unos diez minutos, lo incorporamos a la leche, y lo dejamos hervir muy muy despacio durante tres cuartos de hora. Que apenas se vea moverse la superficie de la leche. Y a falta de cinco minutos, añadimos el azúcar. Apagamos el fuego, sacamos las cáscaras de la fruta (¡quema!) y lo vertemos en un recipiente hondo o en cuencos individuales. Espolvoreamos con la canela en polvo , dejamos enfriar y listo. ¿Podrás esperar?

Notes

El arroz con leche, en casa, vuela. Así que he aprendido a hacerlo hasta con los ojos cerrados. Hasta tenemos una especie de "Guerra del Arroz con Leche": a mi padre le encanta más bien seco; a mi madre, con mucha leche, pero con estas cantidades hemos encontrado el término medio para dejarlos a todos contentos.Te animo a que pruebes y la mejores para adaptarla a tu gusto: un poco menos de azúcar, un poco más de canela... las posibilidades son infinitas. (¡Glurp! Perdón, es que se me hace la boca agua).

Platos relacionados: 

Natillas

Uno de los postres estrella del menú del día: las  natillas. Pero amigo, que no te den gato por liebre: aunque te diga que son caseras, son de polvitos...normalmente. Y no es tan difícil hacer unas natillas de verdad, aquí está la prueba. Los ingredientes, comunes; no necesita utensilios raros, ¡pero si las hacían así nuestras abuelas! Venga, vamos a probar.

Arroz blanco

Es casi la hora de comer. Abres el frigorífico y el eco te devuelve tu grito de desesperación. ¡Vacío! ¡No hay nada más triste en el mundo que eso! Pero espera, espera… tienes arroz. ¡Estás salvado! Hoy no morirás de hambre, pero esta tarde vas a hacer la compra, sin falta.

Un arroz hervido lo hace cualquiera, pero un arroz blanco suelto, en su punto, y con un toque de sabor, tiene su truquillo. Ahora te lo explico.

arroz blanco