Se encuentra usted aquí

Arroz con leche

Solapas principales

Descripción

Un postre delicioso, nutritivo y facilísimo de hacer, de los que desaparecen solos, como por arte de magia, de la nevera.

arroz con leche
vegetariano - sin gluten
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
postres
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta
Fuente: Esta receta es una variación de la mítica Simone Ortega, cuyo libro de recetas fue el primero que tuve. Homenaje para ella.
  • Tiempo de preparación:
    10 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    55 minutos
  • Tiempo total:
    1 hora, 5 minutos

Ingredientes

personas
7 cucharadas
arroz (redondo)
1 litro
leche entera
7 cucharadas
azúcar (blanco)
1  
limón
1  
naranja
1 vaso
agua
1  
ramita de canela
1 pizca
canela en polvo

Instrucciones

  • En una cazuelita con dos dedos de agua, ponemos a hervir el arroz; y en otra cazuela grande echamos la leche, la ramita de canela y las pieles del limón y la naranja. Así, mientras el arroz da un primer hervor, la leche se va infusionando con esos aromas. Y cuidado, todos sabemos lo loca que se vuelve la leche cuando empieza a hervir, hay que estar pendiente y en ese momento bajar el fuego al mínimo para evitar la catástrofe.
  • Cuando se consuma el agua del arroz, pasados unos diez minutos, lo incorporamos a la leche, y lo dejamos hervir muy muy despacio durante tres cuartos de hora. Que apenas se vea moverse la superficie de la leche. Y a falta de cinco minutos, añadimos el azúcar. Apagamos el fuego, sacamos las cáscaras de la fruta (¡quema!) y lo vertemos en un recipiente hondo o en cuencos individuales. Espolvoreamos con la canela en polvo , dejamos enfriar y listo. ¿Podrás esperar?

Notas

El arroz con leche, en casa, vuela. Así que he aprendido a hacerlo hasta con los ojos cerrados. Hasta tenemos una especie de "Guerra del Arroz con Leche": a mi padre le encanta más bien seco; a mi madre, con mucha leche, pero con estas cantidades hemos encontrado el término medio para dejarlos a todos contentos.Te animo a que pruebes y la mejores para adaptarla a tu gusto: un poco menos de azúcar, un poco más de canela... las posibilidades son infinitas. (¡Glurp! Perdón, es que se me hace la boca agua).

Platos relacionados: 

Natillas

Arroz blanco

arroz blanco