Se encuentra usted aquí

Bizcocho fácil y rápido

Solapas principales

Descripción

Si no eres muy manitas en la cocina, éste es el bizcocho perfecto para ti. Y si eres ya todo un expert@, lo podrás hacer con los ojos cerrados. No necesitas nada especial, sólo un molde y un horno, aunque una batidora también se agradece. Veréis qué fácil y qué resultado... espectacular.

Bizcocho fácil
bizcocho mármol
vegetariano
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
postres
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta
Básico
  • Tiempo de preparación:
    10 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    45 minutos
  • Tiempo total:
    55 minutos

Ingredientes

raciones
3  
huevos
1⁄2 vaso
aceite (que no sea de oliva muy fuerte)
1⁄2 vaso
leche
1 vaso
azúcar
1 1⁄2 vaso
harina de repostería
1 sobre
levadura química (la del sobrecito rojo)
1  
limón
50 grams
chocolate negro (opcional)

Instrucciones

  • Precalentamos el horno a 180 grados.
  • En un bol, echamos los huevos enteros, con la leche, el aceite, el azúcar y la ralladura de la piel de limón. Batimos eso tres minutos con la batidora (no la de varillas, sino la minipimer de toda la vida)
  • Después echamos la harina con la levadura química, sin necesidad de tamizar, y batimos otro poco hasta que veamos que queda una pasta homogénea y sin grumos. Total, otros tres o cuatro minutos.
  • Engrasamos un molde con una pizca de aceite, bien repartido por todas sus caras, y vertemos en él la mezcla. La metemos en el horno.
  • Si quieres hacer la versión "mármol", derrite el chocolate en el microondas o al baño maría, y añadelo a la mitad de la masa, mezclándolo bien. Empezamos vertiendo en el molde una parte de la masa blanca, luego otra de chocolate, otra blanca, otra de chocolate y finalizamos con la blanca también. Es mejor que para este bizcocho uses un molde como el de la foto, es el que más vistoso te va a quedar.
  • En un molde de éstos, de plum-cake, rectangular y con mucho fondo, tardará unos 40-45 minutos.  Si has usado un molde más plano tardará menos, así que vigila. Cuando veas que coge consistencia, pínchalo con un palillo largo o un cuchillo. Cuando salga limpio, es que está terminado.

Notas

He dicho que necesitas un molde, pero ni siquiera. Puedes utilizar la propia bandeja del horno para conseguir un bizcocho plano pero con el mismo sabor. Eso sí, tendrás que hacer el doble, pero no pasa nada: Este bizcocho se mantiene bien tres días tapado con papel de aluminio y a temperatura ambiente. 

Ya tienes el desayuno perfecto: sin conservantes ni colorantes, hecho en casa, esponjoso, riquísimo con mermelada y con el café, y no te ha costado ningún trabajo. ¿A que no?

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Magdalenas

magdalenas