Se encuentra usted aquí

Crema de calabacín

Solapas principales

Descripción

Un primer plato o cena de sabor suave y textura agradable, que gusta a niños y a mayores. Es una forma estupenda de comer verduras, y no puede faltar en una dieta variada y saludable. Como siempre, es facilísima de  hacer, así que manos a la obra.

crema de calabacín
vegetariano - bajo en grasas - bajo en carbohidratos - sin gluten - bajo en calorías
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
entrantes
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta
  • Tiempo de preparación:
    10 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    15 minutos
  • Tiempo total:
    25 minutos

Ingredientes

personas
1  
puerro
1  
cebolla
2  
calabacines hermosos
1  
patata (grande)
1 pellizco
sal
2  
quesitos
1 chorrito
aceite de oliva

Instrucciones

  • Cortamos todas las verduras en trozos regulares, no hace falta que sean muy pequeños. Tampoco hace falta pelar el calabacín, así que lo lavamos bien antes. Del puerro aprovecharemos tanto la parte blanca como las hojas que estén bien. 
  • En la cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y rehogamos primero la cebolla y el puerro, cinco minutos. Luego añadimos el calabacín y la patata, salamos, y lo rehogamos diez minutos más.
  • Si estamos usando una olla rápida, echamos un vaso y medio de agua. La cerramos, y cuando coja presión, bajamos el fuego, que cueza durante diez minutos y la retiramos. Si usamos una cazuela convencional, cubrimos con agua y la ponemos a cocer hasta que las verduras estén blanditas, unos veinticinco minutos, añadiendo agua si se va evaporando. 
  • Cuando abramos la tapa, retiramos un poco de caldo (luego se lo añadimos si hace falta, pero mejor que no nos quede demasiado aguado), añadimos los quesitos y lo trituramos con la batidora. 

Lo servimos con unos picatostes,o unos piñones tostados, o tal cual. En realidad no le hacen falta adornos.

Notas

Ésta es una versión sin complicaciones para toda la familia. Pero si te gusta la aventura, cambia los quesitos por un trozo de queso ahumado, por ejemplo, le da un toque estupendo. Para más suavidad, añade un chorro de nata líquida.  Y si te van los aromas más potentes, cuece las verduras añadiendo un hueso de jamón. O eliminar los lácteos para obtener un plato totalmente vegano.

 ¡Lo que da de sí una crema de calabacín!

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Crema naranja

crema naranja
Segundos platos sugeridos: 

Cochinillo segoviano