Se encuentra usted aquí

Crepes

Solapas principales

Descripción

Hay comidas que son pequeños milagros, y una de ellas son las crepes. De no tener nada en la nevera, a tener un manjar. Con cuatro humildes ingredientes, nos sacamos de la manga la base para un plato lujoso o para un postre divino. Seguid leyendo, que os lo explico...

Crepes
vegetariano
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - entrantes - postres
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta
Básico

Resumen

Yield
unidades
Prep time
5 minutos
Cooking time
15 minutos
Total time
20 minutos

Ingredients

2
huevos (grandes)
250 mililitros
leche
25 grams
mantequilla
125 grams
harina
1 pellizco
sal
1
mantequilla (para engrasar la sartén)

Instructions

Sacamos la mantequilla para que se ablande, o si no hemos sido previsores, la calentamos unos segundos en el microondas. No pasa nada si se derrite un poco. 

  • En un bol, juntamos todos los ingredientes y los batimos bien. Dejamos reposar media hora para que se eliminen las burbujillas. El resultado es una masa líquida, fina. 

Hasta ahí, a tope de dificultad, ¿eh? Lo bueno viene ahora.

  • Cogemos una sartén que no se pegue. Esa en la que tienes comprobado que no se pegan las tortillas, ¿vale? Que no sea muy pequeña: de al menos 24 cm de diámetro está bien para empezar. La ponemos en el fuego, bien caliente. La untamos con un poco de mantequilla. Si tenemos la mantequilla en barra, es muy fácil: la usamos como para "pintar" la superficie directamente, agarrándola con un poco de papel de aluminio. Este paso lo haremos antes de cada crepe.
  • Con el cucharón de la sopa cogemos la masa y la vertemos sobre la sartén. Rápidamente, inclinando la sartén hacia los lados, hacemos que la masa se extienda por toda la base. La masa cuaja muy rápidamente, y en 20 segundos verás que ha cuajado y que los bordes empiezan a rizarse hacia arriba. Eso lo aprovechamos nosotros para darle la vuelta a la crepe. Simplemente con un tenedor podemos hacerlo, pero utiliza el método y el utensilio que te resulte más sencillo, como si quieres darle la vuelta con un plato, como la tortilla de patatas. O hacer ¡ale-hop!, y voltearla en el aire. Si lo haces así, por favor, llámame, eso no me lo pierdo. 
  • Como la primera crepe seguramente te ha salido fatal, cómetela alegremente y prueba con la segunda. ¡Esa ya te quedará perfecta! y la tercera no digamos... Las sacamos a un plato, colocando unas encima de otras, para que conserven el calor.  

Notes

Si hemos hecho las crepes para postre, viene bien añadir a la masa una cucharada de azúcar. 

Las crepes son un plato originario de Bretaña, donde las saladas se llaman galettes y se hacen con trigo sarraceno. Pero en la península tenemos las filloas gallegas, un postre típico donde los haya, tradicional del Carnaval. Y no nos olvidemos de los panqueques del otro lado del charco... Si es que un invento tan estupendo tiene que expandirse, normal...

Podemos rellenar las crepes con lo que se nos ocurra: con nata, crema, mermelada, frutas, dulce de leche, chocolate, o simplemente azúcar. Y si lo queremos salado, hay miles de opciones: espinacas, jamón y queso, carne picada, pollo, gambas, setas...

Ya profundizaremos en esto. To be continued...

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Natillas

Uno de los postres estrella del menú del día: las  natillas. Pero amigo, que no te den gato por liebre: aunque te diga que son caseras, son de polvitos...normalmente. Y no es tan difícil hacer unas natillas de verdad, aquí está la prueba. Los ingredientes, comunes; no necesita utensilios raros, ¡pero si las hacían así nuestras abuelas! Venga, vamos a probar.