Se encuentra usted aquí

Empanada de hojaldre con champiñones

Solapas principales

Descripción

Hay ocasiones en que una empanada es la comida ideal: Si vas a salir a comer al campo, o quieres invitar a picar algo en casa, o simplemente para tener un plato más que completo para toda la familia. Si no tienes mucho tiempo, pero las empanadas compradas no te saben igual (no me extraña, a mi también me pasa), ésta es una forma nada complicada de disfrutar una rica empanada muy original.

empanada de champiñones
Empanada de champiñones
plato completo - vegetariano
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos - entrantes
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Raciones
Prep time
15 minutos
Cooking time
30 minutos
Total time
45 minutos

Ingredients

2 paquetes
planchas de hojaldre (rectangulares)
600 grams
champiñones (frescos)
4
queso fundido (tipo "tranchetes")
100 grams
jamón serrano (en lonchas)
2
dientes de ajo
300 mililitros
Bechamel
1
huevo
1
aceite de oliva

Instructions

Precalentamos el horno a 200 grados.

  • Limpiamos y troceamos los champiñones. Si ya los compramos laminados, eso que nos ahorramos.
  • En una sartén con un chorrito de aceite doramos los ajos picados muy finitos, y después incorporamos los champiñones. Los salteamos a fuego alegre, siete u ocho minutos. 
  • Mientras, aprovechamos para preparar la bechamel rápida si es que no la tenemos comprada. Veréis qué poco se tarda y qué resultado tan delicioso. Recomiendo vivamente prepararla en casa, y evitarnos una pequeña dosis extra de conservantes y aditivos, que ya bastantes nos metemos en el cuerpo sin darnos ni cuenta. 
  • En la bandeja del horno, colocamos sobre el papel la lámina de hojaldre extendida. Previamente podemos estirarla con un rodillo, si viene en un formato más pequeño de lo que pensábamos, pero normalmente las planchas de hojaldre que se venden refrigeradas pueden usarse tal cual salen del paquete. 
  • Dejando una franja (del grosor de un dedo) libre por todo el perímetro, rellenamos la superficie con los champiñones rehogados. Encima, colocamos los tranchetes, y encima, el jamón. Por último, regamos con la bechamel. 
  • Tapamos con la otra lámina de hojaldre y rematamos los bordes presionando un poco con los dedos para cerrarlos bien. Si nos sobra algo de hojaldre lo cortamos en tiras para decorar la superficie.
  • Por último, batimos el huevo y lo utilizamos para pintar la superficie. 
  • Horneamos a media altura hasta que tenga un bonito color dorado, aproximadamente treinta minutos (aunque siempre el horno hay que vigilarlo, que los carga el diablo y cada uno es distinto).

Notes

El queso se funde, la bechamel es tan cremosa, el jamón... ¡qué sabrosura! Normalmente no hace falta añadir más sal que la que aportan los ingredientes. También queda muy rica utilizando setas cultivadas, incluso de las congeladas, si tenemos la precaución de eliminar bien el agua  al cocinarlas. Y si quieres puedes quitar el jamón para tener una buena comida vegetariana (no vegana, ya que lleva lácteos)

Como mejor está esta empanada es calentita, sin duda, pero al día siguiente aún se deja comer. Y la relación "sabor- tiempo de trabajo" es excelente. Ya me lo contaréis cuando la hagáis. 

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Hojaldre de espinacas

Quien más y quien menos, tiene alguien en casa a quien le cuesta comer verduras. Yo misma, de pequeña, no podía con las espinacas. Desde la perspectiva que me dan los años, no tengo ni idea de por qué. Supongo que me echaban para atrás esas hojas verdes, tan llenas de vitaminas y de suave textura. Con la adolescencia descubrí su mínimo valor calórico, y decidí darles una oportunidad, algo de lo que nunca me arrepentiré. Ahora disfruto con ellas, no sólo por sus propiedades alimenticias, sino por su versatilidad y su sabor. Esta tarta es un ejemplo de cómo convertir unas humildes espinacas en un placer, con poquito trabajo.  

hojaldre de espinacas

Quiche de bacon y queso

Como lo prometido es deuda, aquí dejo otra recetita para quiche. Como la clásica Quiche Lorraine, lleva bacon, y como la hago yo, también lleva queso, que me encanta. Con esta tarta salada puedes preparar una cena exquisita para invitados, sin muchas complicaciones, y con éxito garantizado. Pero no sólo es una comida de fiesta, es un plato completo para comidas o cenas, hecho en casa y que disfrutan todos. Manos a la obra, ¡verás qué fácil!

Quiche de bacon y queso

Quiche de brócoli y salmón ahumado

Las quiches son un plato francés que ha traspasado fronteras. Normal, porque es totalmente versátil, lo mismo te vale para una cena en familia que te soluciona una comida de celebración, y lo que es aún mejor: puedes echarle cualquier cosa que tengas en la nevera. Sólo son imprescindibles los huevos, la nata y la masa. Y como muestra, un botón: esta quiche con brócoli, calabacín y salmón, y un toque de albahaca que la hace especial.

quiche de salmón y verduras