Se encuentra usted aquí

Empanadillas de setas y jamón

Solapas principales

Descripción

Yo hago empanadillas muy a menudo. Todo lo que se coma con las manos nos encanta, es curioso. Y utilizaba obleas precocinadas, que es lo más rápido... así que me estaba perdiendo Esto: La masa de las empanadas argentinas de mi cuñado (ya conocido en MiMenú por sus famosas pizzas), que valen para rellenarlas de lo que más te apetezca, freírlas, hornearlas o comértelas crudas, vaya. Bueno, eso último no.

empanadillas de setas
sin lácteos
Dificultad: 
Difícil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos - entrantes - tapas
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta
  • Tiempo de preparación:
    30 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    30 minutos
  • Tiempo total:
    1 hora

Ingredientes

Unidades
400 grams
harina común
100 grams
mantequilla
1  
huevo
6 cucharadas
aceite
140 mililitros
agua
1 pellizco
sal
400 grams
setas (o champiñones, si te gustan más)
100 grams
jamón serrano (en taquitos pequeños)
1  
cebolla
2  
dientes de ajo
1 chorrito
aceite de oliva
1 cucharadita
harina
1 vaso
vino blanco

Instrucciones

  • Sacamos la mantequilla un rato antes del frigo para que no esté muy dura.
  • En un bol ponemos la mantequilla, el aceite, el huevo un poco batido, la sal y la harina y lo mezclamos un poco con una cuchara. Añadimos el agua mientras seguimos mezclando, y cuando tengamos todo integrado, lo amasamos con las manos unos minutos. Queda una masa genial, elástica, muy trabajable. La tapamos bien con un plástico, pegadito a la masa para que no entre el aire, y la reservamos mientras preparamos el relleno.
  • Lavamos y secamos las setas, y las troceamos menudas. También picamos los ajos y la cebolla.
  • En una sartén, con un chorrillo de aceite de oliva, doramos unos segundos el ajo y después la cebolla, rehogándola despacito cinco minutos. Añadimos las setas y el jamón, y seguimos rehogando siete minutos más. 
  • Echamos la cucharadita de harina en la sartén, removemos bien para que se impregne por toda la sartén y volcamos el vino blanco. Lo dejamos que reduzca bien, hasta que apenas quede líquido, subiendo un poco el fuego. Después lo retiramos y lo dejamos que se enfríe un poco.
  • Volvemos  a la  masa, que ponemos sobre una encimera enharinada. La estiramos con un rodillo hasta que quede bien fina, pero sin romperse.
  • Necesitamos algo que nos sirva para hacer círculos: un platito de postre, o un tazón grande, que colocamos sobre la masa y dibujamos el contorno con el cuchillo, aprovechando la masa lo mejor que podamos. La masa sobrante podemos juntarla, amasar un pelín y volver a estirar con el rodillo, para repetir la operación, hasta que no quede masa suficiente.
  • En el centro de cada círculo colocamos una cucharada de relleno de setas, y doblamos por la mitad. Cerramos cada empanadilla haciendo presión con un tenedor (pero suavemente, sin romper la masa).
  • Podemos hornearlas o freirlas en aceite abundante. Para hornearlas pondremos el horno a 200 grados, precalentando un rato antes de  meterlas, y pintaremos la superficie de las empanadillas con huevo batido. Cuando estén así de doraditas, fuera, y a comer. 

Notas

Me he apropiado de la receta de la masa para hacer unas empanadillas que no tienen nada de argentino. Las típicas, las auténticas empanadas argentinas son de carne (¿de qué si no?) y próximamente las tendremos en MiMenú. Y si alguien opina que no son las genuinas, amigos argentinos, las quejas que vayan a mi cuñado Sergio, cordobés de La Cumbre, y un hacha con las masas. Y al que se meta con él se las tendrá que ver conmigo. ¡Hombre!

Platos relacionados: 

Empanada de hojaldre con champiñones

empanada de champiñones

Alitas de pollo al ajillo con setas

Alitas con setas al ajillo