Se encuentra usted aquí

Hummus

Solapas principales

Descripción

El rey del picoteo árabe, y cada vez de más sitios, es el hummus. A base de garbanzos, aceite y limón, es una receta sencillísima y da para disfrutar un buen rato, en esas reuniones con amigos, de pica-pica o antes de la comida, con un poco de pan de pita y unas crudités de verdura (ese palabro se refiere simplemente a bastoncitos de zanahoria, apio o pimiento crudos). No puede ser más sano. 

Hummus
vegetariano - vegano - sin gluten - sin lácteos
Origen: 
árabe
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
entrantes - tapas
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Personas
Prep time
15 minutos
Cooking time
Total time
15 minutos

Ingredients

400 grams
garbanzos cocidos
2 cucharadas
tahina
2 cucharadas
agua
1
diente de ajo
2
zumo de limón.
2 cucharadas
aceite de oliva
1 pizca
pimentón dulce (opcional)
1
aceite de oliva (para echar por encima)
1 pizca
sal

Instructions

Esto no es receta ni es "ná", de lo fácil que es:

  • Para cocer los garbanzos los ponemos a remojo la noche antes, y al día siguiente los ponemos en agua caliente y los cocemos hasta que estén blandos. (Una hora y media en cazuela, media hora en olla a presión). Sacamos los garbanzos, conservando una taza del agua de cocción. 
  • Si utilizamos garbanzos de bote, los escurrimos y los lavamos bien. 
  • En un recipiente donde podamos meter la batidora, trituramos los garbanzos con la tahina, la sal (si los garbanzos son de bote habrá que probarlo primero, porque a lo mejor no necesitan más sal), el aceite, el ajo y la mitad del zumo de limón. Lo probamos y podemos añadir más zumo de limón, si nos gusta.
  • Finalmente incorporamos un hilito de agua hasta que quede una consistencia de pasta suave, pero espesa. No debe ser como un puré, sino más espesa, se queda pegado a la batidora. Si hemos cocido los garbanzos, usaremos el agua de la cocción, si no, agua corriente. Puede que con el líquido que hemos incluido ya no sea necesario añadir más, la consistencia va en gustos, y también depende de la cantidad que hayamos echado de zumo de limón.  
  • El hummus se sirve en un plato haciendo unos surcos en espiral con la cuchara en la superficie. Se riega con un poco de aceite de oliva, y si se quiere, con una pizca de pimentón. 

Notes

Y así, tan bonito, tan saludable y tan nutritivo, lo llevamos a que lo disfrute el personal. 

Lo más difícil de este plato es encontrar la tahina o tahini. Aún así, cada vez lo veo más por las grandes superficies, en el Corte Inglés, y seguramente puedes encontrarlo en herbolarios y establecimientos de comida árabe. 

También es un excelente acompañamiento para carnes, pollo  y ensaladas, estupendo para meterlo en un kebab, y es totalmente vegetariano y libre de gluten. 

Se conserva bien tapado hasta tres días en el frigorífico.

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Cous-cous de pollo

Un riquísimo plato tomado de la gastronomía marroquí, un plato completísimo con verduras, carne y legumbres. El cous-cous que le da nombre es una pasta fina de sémola de trigo dura, con lo cual no es apta para celiacos, pero si se sirve aparte, todos podremos disfrutar de este manjar venido de África. 

Cous-cous de pollo