Se encuentra usted aquí

Membrillo

Solapas principales

Descripción

La manera más sencilla que conozco de preparar el delicioso dulce de membrillo, sin que se produzca ninguna tragedia en la cocina. Y queda de fábula.

membrillo
olla expréss
vegano - bajo en grasas - sin gluten
Época del año: 
otoño
Dificultad: 
Difícil
Tipo de plato: 
postres
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta
  • Tiempo de preparación:
    10 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    45 minutos
  • Tiempo total:
    55 minutos

Ingredientes

bol grande
1 3⁄4 kilogram
membrillo
1 1⁄4 kilogram
azúcar
1  
zumo de limón

Instrucciones

El misterio de "La receta que nunca falla" está en la olla. Necesitamos una olla a presión de las de pesa, de las de toda la vida. Claro que podemos hacer membrillo en olla rápida o en una cazuela, pero tiene sus riesgos, que luego os cuento. En esta olla lo hacemos así:

  • Cortamos los membrillos en trozos, sin necesidad de pelarlos (o sea, lávalos bien) y los descorazonamos. El peso de la receta es el de los membrillos sin su centro, asi que calcula unos dos kilos de membrillos enteros. Los ponemos en la olla directamente, con el azúcar y el zumo de limón, cerramos y subimos el fuego al máximo. Cuando coja presión y la pesa se vuelva loca dando vueltas, lo bajamos al mínimo, durante media hora.
  • Cuando abramos, comprobamos que el membrillo está blandito y lo sacamos con una espumadera a otro recipiente. Lo curioso de los membrillos es que nunca sabes qué te vas a encontrar en este punto. Algunos sueltan mucha agua, otros casi nada. Así que miramos al fondo de la olla y lo movemos con una cuchara. Lo que buscamos es un líquido con consistencia de almíbar ligero, así que si está demasiado líquido lo ponemos a reducir al fuego hasta que espese un poquito.
  • Entonces lo juntamos con el membrillo, lo trituramos todo con una batidora y lo echamos al bol para que se enfríe.

Si no tenemos este tipo de olla, se puede hacer en una cazuela, pero hay que remover tooodo el rato para que no se queme. Otra posibilidad es cocer el membrillo sólo, y añadir el azúcar los últimos minutos. Por último, se puede hacer en olla rápida, siguiendo los mismos pasos que en la otra olla pero dejando cocer sólo quince minutos el membrillo. El problema es que alcanza una temperatura muy elevada, y el membrillo toma un color granate oscuro no muy apetitoso. Por lo demás, en realidad está igual de bueno.

Notas

Mi bocata favorito para la merienda (quien dice merienda, dice a cualquier hora) es de membrillo, queso curado y un puñadito de nueces. Y si ya es con un buen pan de semillas, es mi perdición. Eso sí, el grosor del relleno tiene que ser al menos como el del pan. ¿Y quién no tiene un pariente en el pueblo que todos los años le regala unos membrillitos? Pues ya sabes que hacer con ellos. Y si este año la tía Hortensia no te ha traído ninguno, no te quedes con las ganas y cómpralos.