Se encuentra usted aquí

Pasta quebrada

Solapas principales

Descripción

La pasta quebrada es una masa facilísma y que vale para todo, tanto como para tartas dulces como para saladas. Sin necesidad de comprar masas fabricadas, puedes preparar platos con un sabor realmente especial. Atentos a las instrucciones, os va a sorprender lo fácil que es...

Tarta con pasta quebrada
vegetariano - sin lácteos
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - entrantes - postres - tapas
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Básico
  • Tiempo de preparación:
    10 minutos
  • Tiempo de cocinado:
    15 minutos
  • Tiempo en reposo: 1 hora
  • Tiempo total:
    25 minutos

Ingredientes

raciones
250 grams
harina (no de fuerza)
125 grams
mantequilla
1  
yema de huevo
3 cucharadas
agua fría
1 pellizco
sal

Instrucciones

Tenemos la  mantequilla bien fría, y si puede ser, trabajaremos en un sitio donde no haga mucho calor. Lo vamos a preparar en un periquete, así que sin agobios.

  • En un bol echamos la harina, la yema, la sal y la mantequilla cortada en daditos como de dos centímetros. 
  • Simplemente con los dedos, vamos aplastando los trocitos de mantequilla y juntándola con el resto de los ingredientes. Despacito, sin tratar de amasar nada. Cuando ya no queden trocitos de mantequilla, apretamos un pelín dando forma de bola a la masa, la cubrimos con un plástico y la metemos una hora en el frigorífico.
  • Calentamos el horno a 180 grados.
  • Colocamos la bola de masa sobre una encimera y la aplanamos con un rodillo con cuidado. Si se agrieta un pelín lo juntamos con los dedos.
  • Preparamos el molde engrasándolo un poco. Cogemos la masa con el rodillo y la dejamos caer sobre el molde, ajustando la base y los laterales, apretando un poquito  con los dedos. Recortamos lo que salga por fuera.
  • Pinchamos bien la superficie con un tenedor, y colocamos encima un papel de hornear. Ponemos un puñado grande (muy grande, que cubra toda la altura de la masa o casi) de legumbres secas, que no vayamos a utilizar, para hacer peso y que no se infle la masa.
  • Horneamos durante diez minutos, y después retiramos el papel y las legumbres y lo horneamos cinco minutos más. Como siempre, vigilamos el horno, que cada uno es diferente, puede que tarde unos minutillos más o haya que sacarla un pelín antes. Cuando veamos que tiene buena pinta la sacamos, hay que fiarse del instinto. 
  • Ya tenemos la pasta quebrada lista para rellenar.

Notas

Puedes preparar una tarta grande o hacer pequeñas tartaletas, eso a tu gusto. Si vas a utilizarla para postres, puedes echar una cucharada de azúcar a la masa y trabajarla igual.

Es una base perfecta para preparar quiches o tartas de frutas. La de la foto es simplemente una base muy vistosa para unas fresas con nata, y poniendo bajo la nata una capita de mermelada de fresa es una auténtica fiesta. 

 

Platos relacionados: 

Quiche de brócoli y salmón ahumado

quiche de salmón y verduras

Tarta de manzana clásica

tarta de manzana clásica