Se encuentra usted aquí

Pisto manchego

Solapas principales

Descripción

El pisto. Ese plato que en cada casa es diferente. Éste pretende ser el pisto básico, una fritada de verduras variadas, y que luego cada uno lo adorne como más le guste.

vegetariano - vegano - bajo en grasas - sin gluten - sin lácteos - bajo en calorías
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
salsa - segundos platos - entrantes - tapas
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
personas
Prep time
10 minutos
Cooking time
30 minutos
Total time
40 minutos

Ingredients

1
cebolla
1
pimiento verde
1
pimiento rojo
2
calabacines hermosos
1 gota
aceite de oliva
1 pellizco
sal
1 lata
tomate triturado
1 pellizco
azúcar

Instructions

Veréis qué facilito:

  • Picamos la cebolla menudita y la echamos a la sartén con un fondo de aceite, a fuego medio (en una escala del 1 al diez, digamos...un seis). Lavamos y picamos los pimientos mientras se va pochando, en cuadraditos regulares, y los echamos también. Vamos salando a medida que se añaden las verduras. Finalmente cortamos los calabacines sin pelar, de nuevo en cubitos, y los añadimos. Vigilamos que no se queme nada, lo vamos moviendo de vez en cuando, y cuando el calabacín empieza a ponerse transparente echamos el tomate triturado y un poco de azúcar. Ya sólo queda esperar. Pon una tapa a la sartén para que tu cocina no acabe como un matadero, y en quince minutos lo tienes preparado. Pruébalo justo antes de apagar el fuego para rectificar la sal o el azúcar, y voilá!

Notes

Si tienes la suerte de tener un huerto, seguro que hay cierta época del año en que los calabacines amenazan con apoderarse de la cocina, así que ésta es tu oportunidad para hacer una perola de pisto tamaño XXL y aprender a hacer conservas. Y el gusto que da abrir un bote y tener la cena hecha no tiene precio, ¿eh? Lo puedes maridar con unos huevos fritos, o cocerlos y trocearlos dentro del pisto. También te sirve como salsa para pasta, para acompañar un buen embutido o para comerlo sólo a cucharadas, aunque personalmente, recomiendo empujar con pan, claro. Y una cosa curiosa que pasa con este plato es que si te sobra un poco de pan, te sirves más pisto, luego te falta pan y te cortas otro poco...y así hasta el infinito. O casi.

Segundos platos sugeridos: 

Dorada a la sal

Siempre encontraremos una dorada en la pescadería. Salvaje o de piscifactoría, no tiene apenas grasa, y en esta receta no se le aporta ni una gota, manteniendo todos sus jugos. Y aunque parezca mentira, queda en su punto de sal. Ya tienes lo más importante, el pescado. Y la imaginación queda para la guarnición.

Dorada a la sal