Se encuentra usted aquí

Pizza de champiñón

Solapas principales

Descripción

Afortunados lectores: teneis ante vosotros la receta supersecreta de pizza de mi cuñado, con la que arranca los "¡oh!" y los "¡ah!" en cada ocasión. He tardado años en conseguirla, así que tiene muchísimo mérito. Habrá miles de recetas de masa de pizza, pero con esta receta no se falla, y si no os lo creeis...al lío.  Aunque nunca hayas hecho una masa, resulta sencillo, no te miento. 

¡Venga! A pringarse un poquito, que es sano.

pizza de champiñón
La masa, nada más hacerla
La masa con un levado de 40 min
plato completo - vegano
Origen: 
Italia
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos - entrantes - tapas
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Pizzas
SourceDe Sergio. Cuñaaaaa!
Prep time
40 minutos
Cooking time
15 minutos
Total time
55 minutos

Ingredients

500 grams
harina (mezcla de harina de fuerza y harina corriente)
12 grams
levadura fresca
75 mililitros
aceite de oliva
225 mililitros
agua
1 pellizco
sal
 
tomate frito
1 paquete
mozzarella rallada
600 grams
champiñones
1
cebolla
1 puñado
orégano

Instructions

  • Mezclamos las harinas: la mitad de fuerza, la otra mitad harina de uso común. Pero fíjate lo que te digo: Si no tienes harina de fuerza, ¡no pasa nada! con cualquier harina queda más que decente esta receta.
  • Ponemos la harina en un cuenco grande y añadimos la sal. Calentamos un poco el agua (que esté templada) y desleímos en ella la levadura.  Lo echamos también al cuenco, así como el aceite.
  • Comenzamos a amasar , primero damos unas vueltas con una cuchara, y enseguida metemos las manos. ¡Arremángate!
  • Sacamos la masa a una encimera ligeramente enharinada, y amasamos con energía seis minutos. Pero de reloj, ya verás cómo cunden. ¡Dale que te pego, con ganas! Muy bien, ya está. Le damos forma de bola y la dejamos reposando en el cuenco, tapada con un paño, en un lugar cálido (la misma cocina nos vale). Ya veréis cómo crece. Dependiendo de la temperatura, tardará 40 min-1 h. 
  • Mientras, preparamos los ingredientes: El tomate frito (puedes ver la receta aquí), al que echamos un buen puñadito de orégano. Y los champiñones: Los cortamos en láminas finitas y los salteamos en una sartén con una gota de aceite y de sal. También cortamos la cebolla en juliana y la pasamos unos minutos por la sartén. 
  • Cuando la masa amenace con salise del cuenco y devorarnos a todos, la sacamos, la aplastamos un poquito y la dividimos en dos bolas. Encendemos el horno a 250 grados, con calor arriba y abajo, para que se vaya calentando.
  • Vete a poner la mesa, porque una vez que metas las pizzas al horno se tarda muy poco y no te va a dar tiempo a ponerla antes de que se enfríen. También conviene engrasar un poco las bandejas del horno y espolvorear una pizca de harina, para que no se pegue la masa, por si acaso.
  • A la media hora de haber dividido la masa, le damos forma de pizza, aplastando y estirando cada bola con un poco de gracia. Podemos usar, si lo tenemos, algún plato o molde para ayudarnos (cuando hagas la segunda ya no te hará falta, tranquilo). Es una masa muy manejable, elástica, ni blanda ni dura, así que no es una tarea complicada. También puedes usar un rodillo.
  • Repartimos el tomate por toda la superficie con una cuchara, y colocamos los ingredientes. Finalizamos la tarea con la mozzarella y metemos las pizzas de una en una, con el horno a tope. ¡Vigila bien, porque si tu horno es potente, en diez minutos están hechas! 

 

Notes

Lo del champiñon, es por poner algo sencillo, porque se le puede poner de todo. Cada uno sabe cuál es su pizza favorita, de todas formas, ya iremos dando sugerencias desde aquí. Como adelanto, ¿qué tal añadir unos pimientos asados a ésta de champiñones? O unas lonchas de bacon. O atún. Queso de cabra. Olivas negras. Anchoas. O todo, ¡y que viva la pepa!

Atención: tengo una llamada de última hora. (Es mi cuñado. Sí, sí, ah, muy bien. Venga, hasta luego) Que dice que que si das un golpe de horno a la base de la pizza sola y la dejas medio horneada la puedes congelar para otra ocasión. Jo, qué fenómeno. 

Útiles necesarios: