Se encuentra usted aquí

Quiche de brócoli y salmón ahumado

Solapas principales

Descripción

Las quiches son un plato francés que ha traspasado fronteras. Normal, porque es totalmente versátil, lo mismo te vale para una cena en familia que te soluciona una comida de celebración, y lo que es aún mejor: puedes echarle cualquier cosa que tengas en la nevera. Sólo son imprescindibles los huevos, la nata y la masa. Y como muestra, un botón: esta quiche con brócoli, calabacín y salmón, y un toque de albahaca que la hace especial.

quiche de salmón y verduras
plato completo
Origen: 
Francia
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos - entrantes
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
personas
Prep time
15 minutos
Cooking time
40 minutos
Total time
55 minutos

Ingredients

1
lámina de pasta brisa (o pasta quebrada)
2
calabacines
1
brócoli
100 grams
salmón ahumado
2
huevos
200 mililitros
nata líquida
1 puñado
albahaca fresca
1 pellizco
sal
1 puñado
queso parmesano (en polvo)

Instructions

Necesitamos un molde redondo desmontable.

  • Cocemos el brócoli, separando las ramitas, en agua con sal, unos quince minutos. Por otro lado, cortamos el calabacín en rodajas lo más finas que podamos y las rehogamos a fuego lento en una sartén, hasta que queden blanditas. Lo juntamos todo, intentando hacer el menor destrozo posible (tampoco  pasa nada, ¿eh? como si queremos meter la minipimer)
  • Precalentamos el horno a 200 grados. La pasta brisa suele venir enrollada en un papel de hornear, no hace falta que lo retiremos, pero si nos complica mucho la existencia, lo tiramos a la basura y engrasamos el molde con unas gotas de aceite. Colocamos la masa en el molde con cuidado, presionando con suavidad el fondo y luego adaptando los laterales.  Picoteamos el fondo con un tenedor y lo metemos en el horno caliente 10 minutos.
  • Batimos los huevos con la nata y salpimentamos generosamente. Echamos también la albahaca muy picadita y el parmesano.
  • Cuando saquemos la pasta del horno, la rellenamos con la verdura y después la regamos con la mezcla de huevos y nata. Colocamos unas tiras de salmón ahumado  por encima y lo volvemos a meter al horno.
  • Lo horneamos hasta que, al pinchar con un cuchillo, salga limpio. Depende del grosor, pero aproximadamente será de veinte minutos a media hora. 
  • Al sacarla del horno, la dejamos enfríar un poco antes de desmoldarla. 

Notes

Como ya he dicho, puedes echar casi de todo en una quiche. La original Quiche Lorraine lleva panceta o bacon. Puedes hacerla con verduras, con pescado, con embutidos, con marisco, o con todo mezclado: puerros y gambas, bacon y queso, jamón y tomate, las posiblidades son infinitas. Imagino que ésta es la primera, pero no la última, receta de quiche que comparto en MiMenú. 

Y un truquillo para hacerla más ligera: sustituir parte de la nata por leche evaporada o por leche sin más. También así se deja comer y le quitamos un poco de grasa.

¡Que aproveche!

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Pasta quebrada

La pasta quebrada es una masa facilísma y que vale para todo, tanto como para tartas dulces como para saladas. Sin necesidad de comprar masas fabricadas, puedes preparar platos con un sabor realmente especial. Atentos a las instrucciones, os va a sorprender lo fácil que es...

Tarta con pasta quebrada

Hojaldre de espinacas

Quien más y quien menos, tiene alguien en casa a quien le cuesta comer verduras. Yo misma, de pequeña, no podía con las espinacas. Desde la perspectiva que me dan los años, no tengo ni idea de por qué. Supongo que me echaban para atrás esas hojas verdes, tan llenas de vitaminas y de suave textura. Con la adolescencia descubrí su mínimo valor calórico, y decidí darles una oportunidad, algo de lo que nunca me arrepentiré. Ahora disfruto con ellas, no sólo por sus propiedades alimenticias, sino por su versatilidad y su sabor. Esta tarta es un ejemplo de cómo convertir unas humildes espinacas en un placer, con poquito trabajo.  

hojaldre de espinacas