Se encuentra usted aquí

Revuelto de morcilla con pasas, piñones y peineta

Solapas principales

Descripción

¡La mejor morcilla del mundo! No seré yo quien adjudique ese título a ninguna de las morcillas que podemos probar a lo largo y ancho de nuestra geografía. Porque con permiso de la archiconocida morcilla de Burgos, cada una tiene su sabor y sus ingredientes diferenciadores, y es la mejor para el que la ha comido en casa desde pequeño. 

Aquí va un revuelto de morcilla de Segovia, aunque puedes hacerlo con tu morcilla de León, o de Soria...

Revuelto de morcilla
plato completo
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
raciones
Prep time
10 minutos
Cooking time
15 minutos
Total time
25 minutos

Ingredients

1
morcilla
4
huevos (L)
1 pellizco
sal
2 cucharadas
uvas pasas
2 cucharadas
piñones
1
patata
1
aceite de oliva

Instructions

Necesitamos una sartén que no se pegue para hacer el revuelto y otra pequeña para freír. Organizándonos bien manchamos menos cacharros y optimizamos el tiempo.

  • Ponemos la sartén que no se pega en el fuego y la calentamos. Ahí, primero de todo, tostamos los piñones. Para eso los ponemos en la sartén, vigilando el fuego y moviéndolos, porque se tuestan enseguida. Los sacamos a un plato y los reservamos.
  • Mientras se tuestan, si somos suficientemente rápidos, podemos quitar la tripa a  la morcilla. (Si no, no pasa nada, lo  hacemos después) Cortamos la morcilla con un cuchillo en sentido longitudinal y sacamos el contenido. Lo echamos en la sartén que aún está caliente y dejamos que se cocine a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera para hacer los trozos bien menudos y homogéneos. Tardará, dependiendo de la cantidad, unos diez minutos.
  • Ahora preparamos la peineta: pelamos la patata y ponemos la otra sartén en el fuego, con un dedo de aceite de oliva. Mientras se va calentando, rallamos la patata no demasiado fina, echamos una pizca de sal, y cuando esté bien caliente el aceite lo "espolvoreamos" con esa patata rallada, como si fuera queso para gratinar en una lasaña, cogiendo pellizcos de patata y dejándolos caer un poco extendidos. Al freirse se pegan las patatas y quedan en un bloque. De ahí vamos a sacar las peinetas que decoran nuestros revueltos. Las colocamos en un plato con un papel absorbente debajo.
  • Cuando a la morcilla le falten dos minutos, añadimos las uvas pasas y seguimos cocinando.
  • El paso siguiente  es batir los huevos y añadírselos a la morcilla. Si ves que la morcilla ha soltado mucha grasa que está por el fondo de la sartén, quítasela antes de echar los huevos. No la necesitamos para nada, así que fueeera. Bajamos el fuego al mínimo. Y ahora sí, añadimos los huevos, una pizca mínima de sal y removemos sin parar para que cuaje homogéneamente, pero no nos pasamos de tiempo: en dos minutos probablemente está suficientemente hecho. Cuanto más se cuaje el  huevo, menos cremoso queda y más sequillo. 
  • En la misma sartén añadimos los piñones, y ya tenemos todo listo para emplatar: Colocamos el revuelto con estilo sobre el plato y lo coronamos con una peineta de patata. Si tienes un aro de emplatar, utílizalo, que queda mucho más mono.

Notes

La morcilla de Segovia lleva arroz, aunque menos que la de Burgos, y cebolla, aunque menos que la de León. La de León, además, es picantona, como suelen ser las del Norte, como en Asturias. Me han hablado maravillas de la morcilla de Soria, que aún no he probado, y me ha parecido riquísima la morcilla dulce de La Rioja. También un poco dulce me supo la de Salamanca, que en muchos sitios lleva piñones. Y aunque  no tienen nada que ver, las morcillas de calabaza y patata extremeñas hacen que se me salten las lágrimas a cada bocado. Si alguien quiere demostrarme que la morcilla de su tierra es, efectivamente, la mejor del mundo, por favor, envíen una muestra, que acogeremos con todo el cariño, sin hacer ascos ninguno.  

Primeros platos sugeridos: 

Ensalada caprese

Una de mis ensaladas preferidas, por la relación tiempodeelaboración-resultado. No necesitas más que un cuchillo y cinco minutos, y es aromática, refrescante y saciante. Perfecta.

Caprese

Salmorejo

Una receta facilita que es una maravilla. El salmorejo, otro  plato cordobés para la colección de MiMenú, es una crema de tomate espesa que sabe a gloria bendita en los días calurosos. Con jamón picado y huevo cocido, encima, es un plato saciante, vitamínico y proteínico, como diría SuperRatón.

Salmorejo