Se encuentra usted aquí

Salmorejo

Solapas principales

Descripción

Una receta facilita que es una maravilla. El salmorejo, otro  plato cordobés para la colección de MiMenú, es una crema de tomate espesa que sabe a gloria bendita en los días calurosos. Con jamón picado y huevo cocido, encima, es un plato saciante, vitamínico y proteínico, como diría SuperRatón.

Salmorejo
plato completo - vegetariano - bajo en carbohidratos - sin lácteos
Época del año: 
primavera - verano - otoño
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - entrantes - tapas
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta
  • Tiempo de preparación:
    25 minutos
  • Tiempo de cocinado:
  • Tiempo total:
    25 minutos

Ingredientes

Raciones
1 kilogram
tomates maduros
1  
diente de ajo
200 grams
pan duro
150 mililitros
aceite de oliva (AOVE)
3  
huevos
100 grams
jamón serrano
1 pellizco
sal

Instrucciones

  • Vamos a pelar los tomates escaldándolos tres minutos en agua hirviendo. Para ayudarnos, antes de  meterlos al agua marcamos una cruz con un cuchillo afilado en la base de cada tomate, cortando la  piel, y mientras se cuecen preparamos un bol con agua muy fría. Pasados los tres minutos metemos los tomates en ese recipiente para que se enfríen, y tirando de la piel los pelamos en un periquete. Y no apagues la cazuela con el agua hirviendo, aprovecha ahora y pon ahí los huevos a cocer durante diez minutos.
  • Ahora troceamos el pan bien menudo, y lo ponemos en el recipiente donde vamos a triturar.
  • Cortamos los tomates en cuatro trozos y los añadimos, procurando no perder el jugo.
  • Pelamos el diente de ajo, lo cortamos por la mitad longitudinalmente y le sacamos la parte central. Lo añadimos .
  • Incorporamos la sal y el aceite. Si el pan estaba muy duro esperamos unos minutos a que se ablande con el líquido del tomate, y enchufamos la minipimer: ñiiiiuuunnn, ñiiiiuuuuunnn... Todo bien triturado y listo. Si queremos que esté bien fresquito lo metemos en el frigorífico un par de horas.
  • Sólo nos queda picar el jamón, pelar y picar los huevos y colocarlos en cuencos para que cada uno se lo eche en su ración de salmorejo, en el momento de comer.

Notas

Para que el salmorejo esté impresionante el único misterio son sus ingredientes. Tomates de los buenos: de pera son ideales, o de rama, pero bien maduros, rojos y aromáticos. Si tienes la suerte de haber comido buenos tomates de pueblo, de huerta, de los de antes, sabes de lo que te hablo. Y con el aceite lo mismo: es imprescindible un buen aceite de oliva virgen extra.

Si tienes una batidora de vaso, también es el instrumento ideal para el salmorejo, igual que la Thermomix u otros robots de cocina. Y si no quieres pelar los tomates, otra opción es triturarlos enteros y luego pasarlos por un colador de malla fina para que se separen las pieles. 

El verano pasado conocí a una señora muy simpática de Sevilla que hacía el salmorejo añadiéndole un huevo crudo antes de triturar, con lo que queda una textura muy suave. Tengo entendido que es es una variante habitual. Si quieres probarlo, ya sabes las precauciones que hay que tomar con los huevos crudos: lavarlos bien antes de abrirlos y mantener siempre en frío, no más de 24 horas.

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Huevos

El Huevo
Segundos platos sugeridos: 

Chicharro en escabeche

Chicharro en escabeche