Se encuentra usted aquí

Sopa de cebolla

Solapas principales

Descripción

¿A quién no le apetece una buena sopa en los fríos días de invierno? Ésta es una buena opción  para reconfortar al estómago. Es una receta tradicional francesa que no falta a su cita en mi cocina de vez en cuando, porque es muy fácil de  hacer y te sale un primer plato de lujo disfrazado de sopita. 

sopa de cebolla
bajo en grasas - bajo en carbohidratos
Origen: 
Francia
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
entrantes
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
0
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
personas
Prep time
10 minutos
Cooking time
35 minutos
Total time
45 minutos

Ingredients

1 litro
caldo ( de carne, de pollo o de verduras)
4
cebollas (medianas)
4 rebanadas
pan
1 puñado
queso emmental (para gratinar)
1 pellizco
sal
1
aceite de oliva

Instructions

Podemos usar el caldo que más nos guste, o el que tengamos a mano: ideal un caldo de pollo o simplemente un caldo de verduras para cocinar un rico plato vegetariano.

  • Cortamos las cebollas en aros finos, o en medios aros, que es más fácil. Los ponemos en una sartén grande, con bastante fondo, con un chorrillo de aceite y una pizca de sal, a rehogar muy despacio. Queremos que se pongan muy blanditos antes de coger color, lo que  puede llevar algo más de media hora. Los movemos un poquito de vez en cuando, para que se hagan de forma homogénea, porque seguramente hay una buena montaña de aritos de cebolla. 
  • Cuando la cebolla comienza a coger un poco de color y está muy, muy blandita, incorporamos el caldo a la sartén, y lo cocemos todo junto unos minutos.
  • Mientras, untamos con ajo unas rebanadas de pan y las tostamos, en el tostador o en una sartén, sin aceite. 
  • Vertemos la sopa en recipientes aptos para el horno. Podemos usar cazuelas de barro individuales, o una grande y luego repartir (sin peleas, por favor, todas las raciones son iguales).  Encima de cada ración irá una rebanada de pan y un poco de queso rallado. Lo gratinamos unos minutos y se acabó. ¡Ya está!

Notes

¡Qué recuerdos me trae esta sopa! La primera vez que la probé fue precisamente en París, en una escapada romántica de fin de semana con mi novio de entonces, que es mi marido de ahora. En la mínima terraza de un restaurante en Monmartre, después de una tarde de paseo magnífica y emocionante. Como éramos unos pobres españolitos sin dineros, teníamos como costumbre ponernos ciegos en el desayuno buffet del hotel y pasábamos el resto del día sin apenas comer, así que te puedes imaginar cómo me supo la cena. Pura ambrosía, y en cuanto volví a España me puse a reproducirla.

Supongo que la receta francesa utilizará mantequilla en lugar de aceite de oliva, pero yo me resisto un poco a abandonar las costumbres de nuestra cocina y utilizo aceite. Total, son cuatro gotas...

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Caldo de carne

Un reconstituyente para los días de frío y un ingrediente más en montones de recetas, el caldo es un imprescindible en nuestra cocina. Lo podemos hacer con pollo (incluso con carcasas), con gallina, con carne de ternera, básicamente siguiendo esta misma receta. Y es tan fácil... y muchísimo más barato que comprar caldos envasados de calidad dudosa. Tú hazlo, y verás la diferencia. Ya me dirás, ya...

caldo de carne
Segundos platos sugeridos: 

Bacalao con tomate

Dicen que en Portugal hay una manera distinta de preparar el bacalao para cada día del año. Si no fuera porque me pilla mayor. me pasaría un año subsistiendo a base de bacalao, en todas sus versiones, y sin cansarme. Así, con tomate, podría comerme una fuente del tamaño de una bañera, ¡me encanta! A ver qué os parece a vosotros:

bacalao con tomate

Pechugas con jamón y queso

Unas ricas pechugas de pollo, con una salsa suave, con los toques sabrosos del jamón y el queso de cabra; una comida con poca grasa y para mojar pan.