Se encuentra usted aquí

Garbanzos con chorizo

Solapas principales

Descripción

A pesar de los avances tecnológicos en el mundo de la cocina, y de la inestimable colaboración de las ollas a presión, no siempre tenemos tiempo para preparar un plato casero de legumbres: un cocido, un potaje... No obstante, no debemos apartarlas de nuestra alimentación, así que buscaremos la forma de incluirlas de forma sencilla y rápida. Las legumbres ya cocidas nos pueden ser útiles en estas ocasiones, y si además queremos que sepan a "caseras", esta receta también lo será. 

Garbanzos con chorizo
plato completo - sin gluten - sin lácteos
Tipo de plato: 
platos principales
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
raciones
Prep time
5 minutos
Cooking time
15 minutos
Total time
20 minutos

Ingredients

1
garbanzos (de los grandes)
1⁄2
cebolla
1
diente de ajo
1
chorizo
1
zanahoria
1
aceite de oliva
1
agua (grande)
1
hoja de laurel
1 pizca
sal

Instructions

Vaya por delante que siempre prefiero cocer los garbanzos yo misma, pero hay ocasiones especiales: se te ha olvidado ponerlos en remojo, por ejemplo. O es que no tienes nada, pero nada en la despensa, más que ese bote de garbanzos que te mira con ojitos. O quieres una comida de cuchara, calentita y potente, y tienes quince minutos como mucho para prepararla. Pues nada, vamos allá.

  • Pelamos la zanahoria y la cortamos en rodajas finas, también picamos la cebolla menudita.
  • En una sartén un poco honda calentamos el aceite. Doramos el diente de ajo, y después lo sacamos y pochamos la cebolla y la zanahoria, con una pizca de sal, durante cinco minutos.
  • Cortamos el chorizo en rodajas o en taquitos, como más nos guste, y lo añadimos al sofrito.
  • Escurrimos bien los garbanzos, lavándolos debajo del grifo. Los echamos a la sartén y añadimos el agua y la hojita de laurel.
  • Lo cocemos todo junto con alegría diez minutos, añadiendo más agua si vemos que se quedan secos.

 ¿Cómo? ¿Que quieres prepararlos con garbanzos secos, para comer mañana? Pues estupendo: ponlos a remojo la noche anterior, calculando  80-100 gramos por persona, y luego:

  • Hacemos básicamente lo mismo: rehogamos el ajo, la cebolla y la zanahoria (puedes cortarla en rodajas más grandes), y dejamos enteros los chorizos. 
  • Cocinamos en una olla o cazuela, juntando el sofrito con los garbanzos, añadiendo agua caliente hasta que cubra las legumbres y cociendo 35 minutos en olla a presión (y al menos hora y media en cazuela).
  • Abrimos la olla, troceamos los chorizos, y a comer.

Notes

Aunque uses garbanzos de bote, nadie lo notará, ni tú tampoco. Tienen genuino sabor a guiso casero. También es una solución estupenda si te sobraron garbanzos del cocido y te apetece darles otro toque. 

Para acompañar, puedes trocear unos huevos cocidos y servirlos juntos, o como hacían las abuelas sabiamente, añadir un puñado de arroz en la cocción (en ese caso deberás cocerlo algunos minutos más). Así además conseguirás aumentar un poco la ración, y donde comían dos, comen tres. Con una ensalada fresca, tienes una comida más que completa.

 

Platos relacionados: 

Cocido madrileño

El cuerpo te lo pide, no lo niegues. La sopita, garbanzos, el morcillo... Aunque mi padre lo comía todos los días de pequeño, hoy en día tenemos más opciones, y el día que hay cocido es un acontecimiento. Debería estar institucionalizado un día a la semana. De momento, para que no tengas ninguna duda, te paso la receta, para que veas lo fácil que es comer como antes...

cocido madrileño

Potaje de Vigilia

En Semana Santa, el bacalao es protagonista, incluso en los platos de cuchara. Este potaje de vigilia, o de Cuaresma, es un plato único delicioso, y en realidad se puede tomar en cualquier momento del año. 

Potaje de Cuaresma