Se encuentra usted aquí

Pollo guisado

Solapas principales

Descripción

Un guiso de pollo con el sabor del de la abuela, sin ingredientes complicados: el pollo y tres cosillas que siempre hay en casa. Y sin encender el horno, que hay días que no apetece, simplemente con una cazuela. Haz caso de mi consejo: compra pan del bueno hoy, porque vas a mojar salsa hasta hartarte.

bajo en carbohidratos - sin lácteos
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Raciones
Prep time
15 minutos
Cooking time
30 minutos
Total time
45 minutos

Ingredients

1
pollo (troceado)
1⁄2
cebolla
2
diente de ajo
2
zanahorias
1
tomate
1
vino blanco
15 grams
pan
1 pizca
tomillo
1 pizca
romero
1
hoja de laurel
1 pizca
pimienta
1
aceite de oliva
1 pellizco
sal
1
agua

Instructions

Preparamos las verduras: cortamos la cebolla, la zanahoria, pelamos el tomate y lo troceamos. Dejamos los dientes de ajo enteros. 

  • En una cazuela donde nos quepa el pollo echamos el aceite de oliva, y cuando esté caliente doramos en él los ajos. Los sacamos y los reservamos en un mortero. 
  • Inmediatamente después, salamos y doramos el pollo troceado en el aceite. Tiene que estar bastante caliente, y no echamos todos los trozos a la vez, sólo lo que quepa en el fondo, para ir dándoles la vuelta y se doren por todos sus lados. Cuando cojan colorcillo, los apartamos y los reservamos también. 
  • Acto seguido , y siempre en la misma grasa, rehogamos, ahora con el fuego más bajo, la cebolla y las zanahorias con una pizca de sal, siete minutos, e incorporamos los daditos de tomate. Dejamos que se rehogue  todo junto otros cinco minutos.
  • Echamos el pollo a la cazuela. Añadimos las especias, y el agua, y que cueza al chup-chup. 

Por una vez, no recomendaré la olla a presión. Se puede hacer igual, pero el tiempo que se reduce no es significativo, y la salsa necesita reducirse destapando un ratito la olla.

  • ¡Eh, que no hemos terminado! Tenemos al pollo haciendo sus largos en la cazuela y unos ajo en el mortero, ¿te acuerdas? Pues bien, tostamos una rebanadita de pan, en la tostadora o en una sartén, y se la añadimos al ajo. Lo machacamos bien y le añadimos el vino blanco. Cuando el pollo esté medio cocido, con la salsa amenazando con evaporarse, añadimos el contenido del mortero, removiendo un  pelín. Si es necesario añadimos un poco más de agua. Dejamos que cueza cinco minutillos más, y ahora sí que está listo. 

Notes

Podemos hacer este plato usando sólo los jamoncitos de pollo, y queda más vistoso al servirlo, pero a fin de cuentas es pollo igual.  Podemos acompañarlo con un arroz hervido, o unas patatas, o simplemente con una buena ensalada. Veréis que rico...

Platos relacionados: 

Muslos de pollo con marinada oriental

Una receta original, diferente y tan sabrosa como fácil de hacer. Para variar del típico pollo asado.

Muslos de pollo con marinada oriental
Primeros platos sugeridos: 

Arroz blanco

Es casi la hora de comer. Abres el frigorífico y el eco te devuelve tu grito de desesperación. ¡Vacío! ¡No hay nada más triste en el mundo que eso! Pero espera, espera… tienes arroz. ¡Estás salvado! Hoy no morirás de hambre, pero esta tarde vas a hacer la compra, sin falta.

Un arroz hervido lo hace cualquiera, pero un arroz blanco suelto, en su punto, y con un toque de sabor, tiene su truquillo. Ahora te lo explico.

arroz blanco